jueves, 14 de agosto de 2008

Recomendaciones útiles para trabajar frente al ordenador

Para trabajar con el monitor


—La distancia de visualización ha de ser como mínimo de 50 cm. entre el usuario y el monitor. El máximo recomendado es de 75 cm. Conviene también ajustar los niveles de brillo y contraste para ver los caracteres claramente.
—Si el monitor está orientado hacia cualquier punto de iluminación o hacia una ventana, se pueden producir molestos reflejos en la pantalla. Para evitarlos es recomendable reducir la iluminación general del lugar, instalar un filtro antirreflejos en el monitor o bien colocar el monitor en ángulo recto respecto a la ventana.
—Los monitores han de cumplir todas las normativas de seguridad y radiaciones.
—La luz del entorno es también importante a la hora de leer documentos o datos en el PC. Para ello es preferible tener menos luz externa y utilizar una lámpara de trabajo para leer documentos impresos.
Normalmente cuando trabajamos frente al monitor solemos parpadear menos, con lo que el ojo no se relaja. Es imprescindible parpadear con frecuencia.






El uso prolongado del teclado


Esta situación se suele dar casi siempre en los puestos de trabajo con ordenadores. De ahí que sea necesario tener en cuenta una serie de recomendaciones para evitar molestias en hombros, brazos y muñecas.
—El teclado no debe ser demasiado grueso ni excesivamente grande. Además las dimensiones de las teclas deben ser las adecuadas para que el dedo pueda apoyarse perfectamente.
—Es necesario ajustar la altura del teclado para que de este modo se adapten perfectamente
a la altura de nuestros codos.
—Además conviene mantener los hombros y codos relajados mientras se está utilizando el teclado o el ratón.
—No se debe colocar las muñecas sobre los bordes angulosos del escritorio al utilizar el teclado o el ratón.
—Una ergonómica postura ante el teclado es que antebrazo, muñeca y mano formen una línea recta.
—Los dedos tienen que estar curvados sobre el teclado y no se hade teclear de una manera brusca, sino suave para evitar el cansancio
en los dedos.


Recomendaciones para la impresora


La impresora es uno de los periféricos que utilizamos con mayor frecuencia en nuestro puesto de trabajo y es necesario que esté optimizada para no hacer demasiado ruido. Por ello todas las
impresoras han de cumplir el estándar ISO 9296 sobre los niveles de emisión de ruido. Esta norma establece un máximo de ruido de 54 decibelios. En el manual de cualquier impresora podremos ver esta característica que resulta sumamente importante para nuestra comodidad en el trabajo.

No hay comentarios: